Laparoscopia

Laparoscopia

La laparoscopia se considera una técnica quirúrgica muy útil y de primera elección en muchas enfermedades ginecológicas. Consiste en la introducción a la cavidad abdominal, generalmente por la cicatriz umbilical, de una lente llamada laparoscopio que permite la visualización directa de los órganos de la cavidad abdominal y/o pélvica. Permite realizar cirugías de alta complejidad realizando pequeñas incisiones en el abdomen.

A diferencia de la cirugía abierta en donde se realiza una herida grande y dolorosa, la laparoscopia consiste en heridas quirúrgicas pequeñas de hasta 1.2 centímetros; tiene la ventaja de una excelente visualización para el cirujano, además de que la recuperación de las pacientes es más rápida en comparación con la cirugía abierta, es menos dolorosa y es más estética dado que no quedan grandes cicatrices en el abdomen.

Así mismo, permite establecer diagnóstico y dar tratamiento a diferentes enfermedades que afectan a la mujer como: quistes de ovario, miomas, endometriosis, incontinencia urinaria. Permite dar tratamiento definitivo de algunas enfermedades que afectan al útero mediante histerectomía (remoción o extirpación quirúrgica del útero) también realizar cistectomías (extirpación de quistes en los ovarios), miomectomias (remoción de miomas conservando el útero), cirugías anti incontinencia urinaria (cistouretropexia de Burch).

 

Agenda una cita con algunos de nuestros doctores especialistas: